El hermoso pueblo francés de La Roque-Gageac está situado al pie de un acantilado, a orillas del río Dordoña, y es el lugar ideal para dejarse llevar por su misteriosa belleza durante unas vacaciones por la región. El lugar ha sido un asentamiento humano desde los tiempos de la prehistoria, y dan prueba de esto las piedras talladas encontradas en campos y jardines. Los primeros homo sapiens en habitar el lugar aprovecharon el abrigo y protección de las rocas para levantar sus casas. La Roque-Gageac es un pequeño pueblo en Dordogne, entre los más bellos de Francia. Está bordeado por el río Dordoña por un lado, y por un imponente afloramiento rocoso por el otro. Podemos hacer piragüismo o canoa muy hermosa, visitar las numerosas tiendas, comer o simplemente contemplar sus hermosos paisajes. Sirvió entre otros escenarios naturales para la película Camping 2 con Franck Dubosc.

 

 

  • Un lugar tranquilo y hospitalario

 

Cada año los habitantes de La Roque-Gageac reciben a sus visitantes de forma cálida, invitándolos a recorrer sus callejuelas y visitar sus edificios históricos y su iglesia, así como dándoles la oportunidad de estar en contacto directo con su entorno natural.

 

Un paseo por las pequeñas calles de La Roque-Gageac te permite contemplar sus espectaculares casas tradicionales y palacios de piedra, de fachadas blancas y ocres. Estas edificaciones y los recorridos entre ellas te llevan al pie del acantilado, desde donde disfrutarás una hermosa vista del río. Las construcciones fueron levantadas con tal maestría, que da la impresión de que las casas escalan la roca. Durante este recorrido se recomienda detenerse en alguno de sus restaurantes o locales pequeños de comida, y disfrutar de la destacada gastronomía típica de la región.

 

  • En contacto con la naturaleza

 

En el río Dordoña puedes navegar en alguna de las gabarras que surcan el río hasta el castillo de Castelnaud, pudiendo ver con claridad el castillo de la Malartrie, el castillo de Marqueyssac y el castillo de Lacoste. Particularmente el Castillo de la Malartrie es mayormente reconocido por la oportunidad que brinda de ser alquilado durante una semana para sentirse como un noble francés de la antigüedad. Originalmente fue un hospital para leprosos. El río Dordoña es de gran importancia para los pobladores de La Roque-Gageac, ya que es la principal ruta de tráfico comercial.

 

Desde el río y sobre una de las barcas tradicionales puedes llegarte hasta el mercado a tomar una copa de vino o continuar saciándote con la fabulosa comida típica. Muy cerca del pueblo, a unos seis kilómetros aproximadamente están los jardines colgantes de Marqueyssac, uno de esos escondidos y mágicos rincones que se deben visitar y fotografiar.

 

En los acantilados que resguardan al pueblo se pueden visitar las Cuevas Trogloditas para tener una idea de cómo vivían los hombres de la prehistoria. Desde allí las vistas panorámicas son fabulosas y se pueden apreciar mejor las casas del pueblo

 

La iglesia data del siglo XIV y está rodeada por un jardín tropical exótico pleno de diversas variedades de palmeras, adelfas, árboles de plátano, higueras, bambúes, cactus, naranjos y limoneros, entre otras especies. Cerca de la iglesia medieval, luego de recorrer una pequeña calle, se puede encontrar la casa familiar de Jean Tarde, humanista y astrónomo quien fuera amigo de Galileo Galilei. Esta mansión es quizá lo único que queda en pie del período renacentista en el pueblo.

 

Otro atractivo de La Roque-Gageac es realizar paseos en kayak, ya que existen muchas empresas creadas para ofrecer a los turistas esta actividad. Uno de los recorridos más buscados es el que abarca el tramo entre Carsac y Port d’Enveaux, situado a 6 kms de St Cyprien y a 3 kms de Beynac. Esto se debe a las maravillas que se pueden apreciar. Es el recorrido más largo, ya que tiene una extensión de 28 kilómetros. Hay un recorrido corto entre Vézac y Port d’Enveaux que te permite navegar bajo el castillo de Beynac. Un recorrido medio entre Les Pendoilles – Pont d’Enveaux para navegar junto al pueblo La Roque Gageac y ver el Castillo de Castelnaud y el Castillo de Beynac.

 

La Roque Gageac es un pueblo pequeño pero increíblemente atractivo. Es un destino de paz asegurada. Es sin duda un destino para vacacionar tranquilamente y alejarse de toda rutina.

Mas destinos en http://www.gruposdeestudiantes.com/

 

Categorías: Viajes


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/instac/public_html/wp-includes/functions.php on line 4469