Cuando hacemos una compra de neumáticos para tenerlos almacenados en nuestro hogar con el fin de utilizarlos en el momento que averíe alguno hay que prestarle un cuidado.

Al momento de almacenar un neumático hay que saber que no se puede hacer de cualquier manera, existen formas especificas para guardarlo y que dure muchísimo tiempo sin que se dañe.

Recordemos que los neumáticos están formados de materiales que se pueden vencer con el paso de los años o romperse cuando están guardados, para evitar esta clase de cosas vamos a enseñarte como guardar un neumático correctamente.

Existen además algunos tips que vamos a darte para que los neumáticos que posees almacenados te duren muchísimo tiempo en optimas condiciones. ¡Comencemos!

Precauciones al momento de almacenar un neumático

Al momento de almacenar neumáticos que no se estén utilizando hay que tener mucho cuidado para que estos duren mucho tiempo intactos.

De igual forma cuando los neumáticos no están en uso tienden a secarse y agrietarse esto es gracias al material con el que están fabricados, al salir estas manifestaciones el neumático no tendrá la misma vida que cuando la tenia recién comprado.

Como esta pieza es la que está en contacto directo las vías, hay que tenerlas en óptimas condiciones para que nuestro vehículo pueda rodar bien.

Tip 1

Almacena los neumáticos en un lugar fresco y que se encuentre seco, el lugar debe contar con una temperatura promedio de 20 grados Celsius.

El lugar no puede estar expuesto a calor, si en el lugar existe una temperatura alta, procure que los neumáticos se encuentren por lo menos a un metro de distancia de la fuente de calor.

Si el neumático ya tiene la llanta

Si el neumático ya posee la llanta, lo ideal sería colgarlos de manera individual , en caso de que esto no pueda ser posible, colóquelos en forma de pila, uno sobre el otro y cada 4 a 5 semanas cambie su posición.

Neumático sin llanta

No lo cuelgue, esto deformará la estructura del neumático, tampoco se debe apilar, lo correcto es colocarlos en una posición vertical, con el fin de que cada uno de los neumático se apoye sobre su rodadura.

Deben girarse cada 3 a 4 semanas para que evitar que se deformen.

Tip 2

Para ambos casos los neumáticos se deben de limpiar para evitar que se corroen, esto se hace con agua y posteriormente deben secarse bien antes de guardar nuevamente.

Esto puede hacerse cada vez que se cambie de posición los neumáticos.

Además de esto, hay que hacerle una limpieza minuciosa, quitar todos los residuos o piedras que se puedan encontrar entre las ranuras del neumático.

Tip 3

Mantener cuidado al momento de almacenarlo, es decir lejos de sustancias químicas, disolventes o sustancias que puedan atacar al neumático.

Por consiguiente hay que mantenerlos alejados de objetos punzantes, como materas con clavos, metales, entre otros objetos.

Así como también fuera del alcance de objetos eléctricos o que puedan generar alguna chispa que pueda incendiar el lugar o generar calor. La exposición a esta clase de temperaturas puede deformar la forma del neumático.

Las temperaturas frías también les hacen daño al neumático, dado que harán que la goma del mismo se agriete.

En resumen, todo lo que debemos hacer para mantener un neumático en perfectas condiciones al almacenarlo es girarlo de vez en cuando, cambiar sus posiciones al momento de almacenarlo, de ser apilado no superar la altura de metro y medio.

Limpiarlo correctamente y eliminar elementos atascados en las ranuras, secarlo bien al lavarlo y evitar contacto con temperaturas extremas.

 

Distribuidor de neumaticos Lubrimed

Aprende a leer la etiqueta de tus neumáticos


¿Sabes leer la etiqueta de tu neumático? ¡Pues es muy importante, ya que el Reglamento (CE) nº 1222/2009 del Parlamento Europeo y del Consejo exigen que todos los neumáticos fabricados […]

 

Bien sea porque agotaron su vida útil o porque tienen un desperfecto. La sustitución de un neumático debe ser realizada periódicamente, ya que al ser un elemento mecánico, con el paso del tiempo y el uso, se desgasta.

Sustituir un neumático debe ser algo que todas las personas que poseen un automóvil deben de conocer, por eso es norma de seguridad que los autos lleven un neumático de repuesto, ya que nunca se sabe cuando puede ocurrir un desperfecto.

En condiciones normales de manejo y en una carretera optima, los neumáticos no deberían de fallar, muchas veces sucede que los mismos vienen con desperfectos de fábrica, o simplemente algún objeto cortopunzante se encuentra en el pavimento.

Ocasionando un espiche o una pérdida de presión en los mismos. En ocasiones podrían incluso explotar.

Consideraciones previas

Antes de realizar la sustitución de un neumático, es necesario saber que la rueda de recambio debe ser del mismo tamaño que la original, con el fin de evitar otros daños mecánicos y hasta accidentes.

Así mismo, el neumático de repuesto debe estar llenado a una presión adecuada, la cual dependerá del tamaño y la posición del mismo, es decir si es trasero o delantero.

Las presiones ideales para los neumáticos más comunes son:

185/65 R15, 29 psi para el delantero, 33 psi para el trasero.

205/60 R15, 28 psi para el delantero, 32 psi para el trasero.

205/55 R16, 32 psi para el delantero, 38 psi para el trasero.

225/50 R16, 26 psi para el delantero, 26 psi para el trasero.

245/55 R16, 30 psi para el delantero, 33 psi para el trasero.

235/45 R17, 33 psi para el delantero, 33 psi para el trasero.

255/45 R18, 41 psi para el delantero, 41 psi para el trasero.

Herramientas necesarias para sustituir un neumático

Como se dijo anteriormente, los neumáticos pueden fallar de forma imprevista, lo que si se puede prevenir es quedarse varado esperando una grúa o un amigo con un neumático de repuesto.

Quedarse accidentado en algún sitio, se puede prevenir entonces teniendo un neumático de repuesto y las herramientas necesarias para su correcto intercambio.

Llave de cruz

La misma posee varios pernos que se adaptan a los tornillos que mantienen los neumáticos en su sitio, además de funcionar como palanca para atornillar y desatornillar con bastante fuerza.

Gato hidráulico o mecánico

Este es un dispositivo que permite levantar el vehículo sin realizar mayor esfuerzo alguno, vienen en diferentes tamaños según la cantidad de toneladas que puede soportar.

Con sólo esas dos herramientas es posible hacer la sustitución de un neumático en unos cuantos minutos.

Causas más comunes en el daño prematuro de los neumáticos

Mayormente, como se mencionó ya, los neumáticos en condiciones ideales no deberían de presentar problemas, sin embargo existen ciertos factores que promueven un mayor desgaste en los mismos, alguno de ellos son:

Velocidades elevadas muy frecuentes

Esto es debido a que al haber una mayor velocidad, la fricción es mayor y por ende, la temperatura aumenta, lo que ocasiona que la banda de rodamiento se desgaste rápidamente

Recorridos en muchas curvas

Este tipo de recorridos causan un mayor desgaste en la banda de rodamiento, por lo que se explicó anteriormente

Suelo muy abrasivo o pavimento dañado

Si se circula por carreteras no óptimas, es posible un desgaste prematuro en la banda de rodamiento.

Neumático desequilibrado dinámicamente o desalineado

Las ruedas deben estar estables dinámicamente, de lo contrario, sufrirán desgaste en alguno de los laterales de la banda de rodamiento, lo que promueve al daño prematuro en los neumáticos.

Presión incorrecta

Si la presión del neumático no es ideal, causa con el pasar del tiempo, daños significativos en la cubierta, por lo que será necesario luego tener que cambiarlo antes de lo esperado

 

¿Qué significa que un neumático es eco?

15 de marzo de 2018Para ser un neumático eco, éste tiene que tener una baja resistencia a la rodadura, ya que emitirá menos CO2. Hoy lo explicamos en el blog de Toyo Tires.

Neumáticos de segunda mano, ¿sí o no?

6 de marzo de 2018¿Qué implica comprar un neumático de segunda mano? ¿Conoces las principales diferencias de las ruedas usadas respecto a los neumáticos nuevos? Hoy en Toyo Tires explicamos algunas de las cosas a tener en cuenta.